Como hacer masajes eróticos



Cuando se tiene una relación, o simplemente cuando te gusta otra persona y estáis teniendo momentos de intimidad, es importante siempre satisfacer y complacer a la otra persona, ya que de lo contrario el sexo poco a poco irá siendo peor, algo que sin duda es capaz de distanciar mucho a cualquier pareja.

Por ello, como se suele decir, es necesario reavivar la pasión del principio, y por suerte existen decenas de trucos o de consejos que podemos seguir para lograrlo.

Uno de los más efectivos y que más suele gustar a todo el mundo, es el de realizar de vez en cuando masajes eróticos.

Pero como no todos sabemos cómo hacerlos bien, a continuación hablaremos de qué son los masajes eróticos, los tipos que puede haber, la mejor forma de hacerlos, y por supuesto, para qué sirven realmente estos masajes.

¿Qué es un masaje erótico?

En primer lugar, qué significa esto de masajes eróticos, ¿son diferentes a los masajes normales?
Pues sí, son muy diferentes, y es que un masaje normal tiene como único fin relajar al paciente o eliminarle las contracturas por ejemplo, y tienen que ser dados por profesionales que sepan lo que están haciendo.

Y en esos casos tan solo existe el contacto necesario para hacer bien el trabajo del masajista, pero nada más.
Sin embargo el fin de los masajes eróticos, es encender la pasión y despertar el deseo sexual de la persona a la que se lo estás haciendo.

Además son masajes en los que hay que ser suave, por lo que no se corre riesgo de hacerle daño a tu pareja y cualquiera puede hacerlos. También serán masajes en los que vamos a cuidar con especial cuidado la ambientación, cosa que explicaré más adelante.

Tipos de masajes eróticos

Tipos de masajes eróticos también hay muchos, ya que se pueden hacer a diferentes partes del cuerpo. Aunque tampoco debemos confundir los masajes eróticos con los masajes sexuales, o los que se conocen normalmente como masajes con final feliz.

En este caso lo que queremos es despertar la pasión para posteriormente hacer lo que queramos con nuestra pareja o con nuestro ligue.

Los masajes eróticos se pueden hacer como hemos dicho, en muchas zonas diferentes, aunque por regla general, si se lo vas a hacer a tu chico, las más efectivas suelen ser la espalda, el cuello, la cabeza o incluso los pies si sabemos tocar las teclas adecuadas.

¿Cómo hacer masajes eróticos?

A continuación te daremos las claves para hacer de forma correcta un masaje erótico, pero sobre todo, para conseguir que tengan el efecto deseado.

Ser suave

Los masajes eróticos no es que sigan unas pautas concretas para que los hagamos a la perfección, aunque sí que es cierto que vamos a tener que ser muy suaves, ya que el objetivo es relajar a la otra persona y despertar su deseo por nosotros.

Por eso, desliza tus manos por su cuerpo poco a poco, sin forzar y sin tirar de la piel de la otra persona, ya que eso le pondrá nervioso y querrá acabar cuanto antes, algo que desde luego es lo que queremos evitar.

Usa productos de masaje

Para conseguir lo anterior, que sea un masaje suave, será necesario utilizar productos específicos de masaje. Por ejemplo nos referimos a aceites de masaje, o incluso lubricantes con olor y con sabores, con lo que se despertarán los sentidos de la otra persona.

Incluso si te sientes con ganas, puedes ir un paso más allá y utilizar alimentos como nata o chocolate para hacer el masaje todavía más divertido.

Cuida el ambiente

Y por último, para lograr el masaje erótico perfecto, es imprescindible que cuides mucho la ambientación, y es que aunque pensemos que los hombres no se suelen dar cuenta de estas cosas, la verdad es que inconscientemente sí que se dan cuenta.

Por ello, lo mejor es cuidar muy bien la ambientación, por ejemplo bajando las luces y poniendo algunas pequeñas velas para estar en penumbra, aunque como consejo añadiré que la mejor opción es poner velas led para evitar accidentes que corten totalmente el ambiente romántico y sensual que has querido crear.

También puedes poner música suave que haga que se relaje y que se centre en tus manos y en que estás recorriendo su cuerpo de arriba abajo.

Verás como de esta manera vas a hacer un masaje perfecto que le va a encantar, y con lo que desde luego se despertará toda su pasión y sus ganas de intimar contigo un poco más.

Para qué sirven los masajes eróticos

Por último y para concluir, debes saber que los masajes eróticos pueden tener muchas funciones, por ejemplo relajar a la otra persona. Pero sobre todo y lo que queremos es seducirle, hacer que se relaje y que se dé cuenta de que estás recorriendo todo su cuerpo.

De esta manera verás cómo poco a poco irá teniendo más ganas de estar contigo. Esto sobre todo es perfecto si sois una pareja ya consolidada y lo que queréis es mejorar un poco vuestra relación o incluso encender de nuevo esa chispa que se ha ido apagando con el tiempo.

Pero no es necesario que seáis una pareja, sino que simplemente un chico que te gusta y al que quieres seducir, se puede sentir muy atraído por ti se le haces uno de estos masajes eróticos.

Por ello, no dudes en ponerlos a prueba ya que tú misma cuando empieces, podrás ver las reacciones de tu chico, notarás lo que le gusta más o menos hasta que al final no pueda resistirse a lo que estás haciendo y caiga rendido a tus pies.